Esgrima Niños y Jóvenes

A través de nuestro arte marcial tradicional podemos valorar el deporte, el ejercicio físico y la comprensión de nuestro legado cultural en una sola actividad, mediante:

Jugar con una espada:
– Mediante juegos podrá realizar un deporte diferente.
– El uso de espadas acolchadas totalmente seguras pero divertidas.
– El club proveerá al alumno de todo lo necesario para iniciar las actividades.

La práctica de un arte marcial:
– La comprensión de la persona y la adquisición de una mayor paz interior.
– El incremento de la capacidad de reflexión y la mentalidad estratégica.
– La mejora de cualidades físicas:
Básicas: Resistencia, Fuerza, Velocidad y Flexibidad.
Resultante: Potencia y Agilidad
Socio-motrices: Lenguaje corporal, Empatía, etc.
– La práctica y promoción de una actividad física en una sociedad con marcado sedentarismo físico.
– El desenvolvimiento de una modalidad deportiva de esgrima basada en los conceptos inherentes a las arte marciales.

La valoración de nuestra Historia:
– Recuperación de las artes marciales empleadas por nuestros antecesores.
– Comprensión en profundidad de los métodos de combate históricos, distintos de las influencias erróneas transmitidas por las películas.
– Adquisición de nuevos conocimientos históricos, tanto bélicos como sociales o económicos.
– Equiparar las artes marciales europeas con las procedentes de otros continentes ya asentadas en nuestro país.

La comprensión de nuestro legado cultural:
– El entendimiento de las formas y usos de cada arma europea mediante el estudio de tratados y libros de maestros en artes marciales históricas europeas (HEMA) desde la antigüedad hasta el siglo XX.
– La comprensión de que, desde los primeros tiempos, cada arte marcial procura la eficiencia en armas, armaduras y en sus métodos de uso según su periodo histórico.